¡Lechugas más frescas y Seguras!

Lechugas más frescas y Seguras

Los vegetales frescos constituyen una fuente importante para la nutrición y buen funcionamiento de nuestro organismo. Por su elevado contenido de agua, la Lechuga es una muy buena fuente hidratante con bajo aporte de calorías, su mayor cantidad de nutrientes se centra en las vitaminas y minerales entre los que se destacan las Vitaminas C y E y minerales como el potasio, el magnesio y el calcio. Dada su importancia nutricional y teniendo en cuenta que son alimentos que se consumen sin ningún tipo de transformación especial y en la mayoría de los casos sin tratamientos térmicos, es importante establecer medidas claras para lograr un consumo de Lechugas más frescas y seguras con los tip´s que te presento a continuación:

¿Cómo se cultivan y cómo pueden estar contaminadas?

Como primera medida debemos partir del hecho de que las Lechugas crecen en los suelos y por esta razón es muy probable que estén contaminadas con tierra, insectos y microorganismos patógenos provenientes de animales, humanos y aguas de riego contaminadas. Los insectos más comunes en la Lechuga son las babosas, varios tipos de gusanos y mosquitos y entre los microorganismos más comunes tenemos E. Coli, Salmonella enterica y Listeria Monocytogenes.

contaminantes de la lechuga

¿Cómo escogerlas?

Es muy importante evaluar el estado y frescura de las Lechugas, estos son factores imprescindibles para una buena conservación posterior del producto. Debemos preferir Lechugas con coloraciones verde intenso teniendo en cuenta su variedad, sus hojas no deben estar marchitas sino tiernas y firmes y evitar que sus bordes estén ennegrecidos o quemados. También debemos evitar la compra de Lechugas que estén agujereadas ya que esto implica presencia excesiva de gusanos

¿Cómo Conservarlas?

Una vez compradas debemos garantizar su adecuada conservación y para ello tenemos dos opciones: lavadas o sin lavar
Sin lavar: tendrán una duración de una semana si se conservan en refrigeración en la parte menos fría de la nevera en bolsas con agujeros que permitan su respiración
Lavadas: en este caso las Lechugas durarán máximo dos días en el refrigerador y será necesario secarlas muy bien con un recipiente centrifugador o con toalla de papel hoja por hoja, igualmente se almacenarán en las bolsas antes mencionadas

¿Cómo asegurar su higiene antes de consumirlas?

Recordemos que además de contaminantes físicos, las lechugas también pueden estar contaminadas con microorganismos patógenos por lo que se hace necesario someterlas a una buena limpieza y desinfección antes de consumirlas. Para esto basta con estos sencillos pasos:

  • Deshojar y descartar partes maltratadas
  • Lavar hoja por hoja con agua limpia retirando contaminantes físicos como tierra e insectos
  • Desinfectar con el producto de tu preferencia (cloro o desinfectantes orgánicos para alimentos) cumpliendo con la concentración y el tiempo de acuerdo al desinfectante, generalmente el tiempo de desinfección varía entre 3 a 5 minutos por inmersión
  • Enjuagar nuevamente con agua potable
  • Escurrir, procesar y consumir o conservar

limpieza y desinfección de la lechuga

Como te puedes dar cuenta, el consumo de nuestros vegetales crudos y en especial de la Lechuga se puede hacer con tranquilidad si tenemos en cuenta estas sencillas precauciones así que ¡A ponerlas en práctica!

Espero que te haya gustado este artículo y por favor no olvides compartirlo, suscribirte o dejar algún comentario, son 5 segundos y realmente hacen una gran diferencia para mí.

Share Social

Acerca de: Lorena Guzmán Bernal
Soy Ingeniera de Alimentos y CEO de FOMAN, Me gusta trabajar con Empresas, y emprendedores que desean mejorar sus procesos de calidad e higiene alimentaria. Te ayudaré a crear y fortalecer esos procesos tanto en tu empresa como en tu hogar, que te permitirá día a día prestar un mejor servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comments

  • Santiago Jose Contreras
    diciembre 3, 2015 at 8:35 am

    Gracias por tan importantes y utiles consejos. Los ponder en practica para una Buena nutricion

    • diciembre 3, 2015 at 8:40 am

      Hola Santiago, gracias a ti por tu comentario y que bueno que todos estos consejos sean de gran ayuda para ti

  • Maricela Inés
    diciembre 3, 2015 at 8:35 pm

    Me parecen D gran importancia estos temas. Ya que los cuidados con los alimentos muchas veces los olvidamos.

    • diciembre 5, 2015 at 6:49 am

      ¡Hola Maricela! Gracias por comentar y por darle importancia al manejo de nuestros alimentos

  • Asunta
    marzo 29, 2017 at 11:03 am

    Hola, tu informacion es muy buena, pero tengo una dudaa ¿Que microorganismos degradan la lechuga? y por qué la lechuga toma un color marron amarillento cuando no esta en la refrigeradora?

    • mayo 3, 2017 at 11:39 am

      Hola, en la lechuga pueden encontrarse varios tipos de microorganismos como la E.coli o Salmonella por ser productos cultivados en la tierra y en algunas ocasiones regados con aguas negras. El color marrón que ves en las lechugas puede deberse a quemaduras por frío o demasiada humedad que pudre la hoja. Trata de almacenarlas lo más secas posible, en el lugar menos frío de la nevera y cubierta con una bolsa de orificios para mejorar su conservación.

¿Quieres Recibir Tip´s en Higiene Alimentaria para tu Empresa o negocio de Alimentos?

Suscríbete gratis a nuestros Tip´s y te enseñaremos a mejorar tus procesos en Manipulación Higiénica de Alimentos y a Fomentar una Cultura en Higiene Alimentaria en tu empresa, con los mejores Videos, Infografias y mucho mas ...

Esta información nunca será compartida a terceros